10 cosas que usted debería saber sobre el cambio climático y los océanos

Por Héctor Herrera. Cofundador y asesor externo del Observatorio para la Gobernanza Marino Costera

1. El nivel del mar subirá y ciudades de la costa podrían quedar sumergidas. El cambio climático implica un aumento en la temperatura promedio del planeta. En consecuencia, se está derritiendo el hielo de los polos y los océanos se están calentando, ambos procesos están elevando el nivel del mar. Según el Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), durante el siglo XX el nivel del mar a escala mundial se elevó alrededor de 15 cm. De aquí a 2100 el mar podría elevarse de 30 a 60cm en un escenario de reducción drástica de emisiones de gases de efecto invernadero, en un escenario de aumento fuerte en las emisiones, el mar podría elevarse hasta 110cm.

2. Cientos de millones de personas serán desplazadas por la elevación en el nivel del mar. Las ciudades y poblaciones costeras serán desplazadas por la elevación en el nivel del mar. Esto generará crisis humanitarias, especialmente en los países con instituciones más débiles. Ciudades como Barranquilla, Cartagena, Guayaquil, Lima, Buenos Aires, Río de Janeiro, Tijuana, Miami, Nueva York, Rotterdam, Barcelona serán sumergidas parcialmente.

3. Algunos países podrían desaparecer por la elevación en el nivel del mar. Los pequeños Estados insulares que son el hogar de alrededor de 65 millones de personas podrían desaparecer. Kiribati y Tuvalu, en el Pacífico sur; Maldivas al sur de la India; Vanuatu y las Islas Salomón, al oriente de Australia. En Latinoamérica es preocupante la situación del pueblo indígena Kuna en las islas San Blas en Panamá.

4. Aumentarán y se intensificarán los eventos climáticos extremos: inundaciones, sequías, incendios forestales, etcétera. Los incendios en la Amazonía y zonas silvestres de California que afectaron cientos de miles de hectáreas de selvas y bosques son una muestra de los eventos climáticos extremos que aumentarán por el cambio climático.

5. Zonas de alta montaña se verán afectadas por el derretimiento de las zonas congeladas. Los glaciares de menores dimensiones en la región tropical de la cordillera de los Andes podrían perder hasta el 80% de su masa de hielo. “A medida que los glaciares de montaña retroceden, también se ve afectada la disponibilidad de agua y calidad de ese recurso aguas abajo, y ello repercute en numerosos sectores, como el agrícola y el hidroeléctrico” dijo el IPCC en 2019.

6. Los océanos se acidifican por causa de los gases de efecto invernadero. Los océanos están absorbiendo el dióxido de carbono y en consecuencia está aumentando su acidez. Esto se traduce en que los ecosistemas marinos serían menos diversos y productivos.

7. El cambio climático perjudica más a los más pobres: esto es una injusticia climática. Las personas en situación de pobreza o pobreza extrema son más vulnerables a los eventos climáticos extremos (sequías o inundaciones), a la reducción de fuentes de agua o de alimento, a la elevación en el nivel de mar. Esto es aún peor en los países en desarrollo, menos industrializados, que además fueron los países que menos gases de efecto invernadero emitieron en el siglo XX.

8. Sin justicia de género no hay justicia climática. Por eso parte de la lucha contra el cambio climático es que las personas más pobres no sean afectadas por el cambio climático en forma desproporcionada. Esto afecta aún peor a las mujeres que en muchos países en desarrollo sobrellevan la carga de proveer agua y alimentos. Naciones Unidas advirtió que el cambio climático afecta desproporcionadamente a las mujeres.

*Pero hay acciones, transformaciones y transiciones que nos dan esperanza.

9. Ante el enorme reto del cambio climático la humanidad se está movilizando en forma individual y colectiva. Mujeres jóvenes como Greta Thunberg son las líderes y el símbolo de una movilización global en contra de la crisis climática que llama a los gobernantes a tomar decisiones efectivas para frenar el cambio climático y enfrentar sus retos. También a nivel individual, cada vez más personas transforman sus hábitos de consumo para reducir su contribución al cambio climático.

10. Viajar menos en avión y andar más en bicicleta o a pie reduce el cambio climático. El sector de la aviación es uno de los grandes emisores de gases de efecto invernadero. Igualmente, emiten estos gases los vehículos terrestres que usan combustibles fósiles. Por lo tanto, promover el uso de la bicicleta y de los transportes eléctricos o simplemente caminar más, no sólo contribuye a la salud pública al mejorar la calidad del aire y reducir el ruido, sino que disminuye las emisiones de gases generadores de cambio climático.

El tiempo se agota. Según el Panel de Científicos convocado por Naciones Unidas: “para limitar el calentamiento global a 1,5 °C se necesitarían transiciones "rápidas y de gran alcance" en la tierra, la energía, la industria, los edificios, el transporte y las ciudades. Sería necesario que las emisiones netas globales de dióxido de carbono (CO2) de origen humano disminuyeran en 2030 alrededor de un 45% respecto de los niveles de 2010, y siguieran disminuyendo hasta alcanzar el "cero neto" aproximadamente en 2050.